Total Pageviews

Friday, June 22, 2012

Ni con una Hojita de LLantén de OIga Milla


Cuando yo era chica, mi abuela usaba las hojas del llantén para hacer emplastos sobre ojeras, heridas o cualquier inflamación de la piel, con el fin de mitigarlas.  Y vaya que sí actuaba de lo mejor...
El llantén es una planta de grandes hojas verdes con flores un poco espigadas, que crece en todos los jardines como hierba mala en primavera y verano, y requiere mucha humedad.  Muchas personas aprecian sus propiedades curativas, y dicen los hierberos, que lo venden como pan caliente a los conocedores de sus bondades. Este tiene propiedades astringentes, antiinflamatorias y expectorantes y diuréticas, y se toma en infusión para curar las enfermedades de las vías respiratorias, a razón de una cucharadita de su jugo por taza de agua caliente, tres veces al día.  Para la estomatitis e inflamaciones o llagas en la boca, se echan 3 o 4 cucharaditas por litro de agua para hacer enjuages.
Se utiliza para la protección de la propiedad y del cuerpo. Si se cuelga un poco de llantén en el automóvil lo protege de la intromisión de malos espíritus. Si se lleva en el bolsillo un trozo de raíz, el portador es protegido de la picadura de serpientes.

Otras virtudes: Átese un poco de llantén con una lana roja a la cabeza para quitarse el dolor, y en los pies para quitar el cansancio.


Pero como dice Olguita Milla, la gran cantautora, las ojeras causadas por los males de amores, no se quitan ni con una hojita de llantérn. 
 Ella nos dice: Aquí está "Ni con una hojita de Llantén" festejo en mayor, para los desamores! A su lado, Zapateando, con un singular acompañamiento para guitarra que hizo el maestro Carlos Hayre, a ritmo de zapateo criollo y universal,...porque el amor, nos hace zapatear a todos!! :) ¿O no?


Presionar sobre la flecha para oir la canción":
Ni con una hojita de Llanten

Sunday, June 17, 2012

Al Padre Responsable





Hoy es el Día del Padre...hay varias clases de padres...aquellos que lo son porque trajeron hijos al mundo pero nunca supieron el significado de serlo, aquellos que asumieron su papel pero se distrajeron en el camino, y aquellos que verdaderamente crearon un acercamiento real con sus hijos...un acercamiento que existe y que para algunos, sobrepasó los límites de la vida.
A estos últimos les dedico un aplauso por su dedicación y sacrificio, por querer sobrevivir a través de sus hijos, por estar dispuestos a perpetuar esa rara especie que no se resigna a extinguirse a pesar del rápido devenir de estos tiempos.
Ser padre es darse cuenta que la semilla de la humanidad debe regarse con cuidado para que se desarrollen frutos saludables. Ser padre significa ser responsable con tu presente y tu futuro, porque estos no están marcados por tu individualidad, sino que los marcas al sembrar por el camino de tu vida semillas saludables y vigilar a sus frutos para que se reproduzcan sin contaminarse.
Ser padre es la otra mitad que sirve para complementar la crianza, el desarrollo del sentido de amor en el nuevo ser. Ser padre significa asumir la tarea que te has impuesto de iluminar el bienestar de ese ser que trajiste al mundo, para que no lo agredan los cucos que se cruzan en su camino....es ser consciente de que ya no más vas a marchar adelante, sino que lo harás vigilante de los pasos que tu hijo recorrerá para convertir y perpetuar tu futuro.
Ser padre significa comprender tu presente para determinar tu futuro...y hasta descubrir tu pasado. Eres producto de el ambiente que te impuso la vida, de la búsqueda de respuestas que hay que darle a la vida para sanarla, para dirigirla hacia el cauce correcto. Eres responsable de evitar el dolor inconsciente del ser que ayudaste a crear, y de propiciar su seguridad emocional.
Ser padre significa comulgar con tu pareja para edificar un puente sólido por el que pasará tu descendencia para perpetuarte ante la humanidad.
A tí padre, que silenciosamente entiendes la tarea que te has impuesto; a tí padre que aceptas con una sonrisa muy grande tu responsabilidad, a tí padre que nunca te olvidaste de construir, a tí padre, te dedico el recuerdo de mi presente.